The Subtle Art of Not Giving a F*ck: A Counterintuitive Approach to Living a Good Life

Autor : Mark Manson

Fecha de lectura : 2018/02/07

Opinión

Este libro comienza bastante crudo, el autor hace referencia a otro autor que escribe aún mucho más crudo. Básicamente, entiendo que el libro se trata sobre los valores que cada uno de nosotros tiene y cómo lidiamos con esos valores.

A veces nuestros valores están en un espectro de la normalidad y otros están en medio. Hay que aprender qué valores nos darán felicidad y paz a largo plazo y cuáles valores están ahí sólo para jodernos la vida cuando alcancemos nuestras metas.

El libro no trata sobre que todo nos importe una mierda, se trata de que nos importen las cosas básicas, las cosas que en nuestro núcleo nos van a hacer sentir bien en la vida.

Así como la fuerza de voluntad, tenemos una limitada cantidad que podemos utilizar para diferentes tareas durante el día o durante nuestra vida. Hay que saber racionar y saber qué es lo que queremos que nos interese.

Me gustaron mucho ciertos comentarios que hizo sobre la muerte y sobre el lugar que nos buscamos en la vida, al final nos morimos y eso es todo. Fin del camino.

También hablaba de que si nos afianzamos en ciertas formas de pensar, éstas formas de pensar podrían significar un fin prematuro o un fin triste para cada uno. Es bonito leer este tipo de cosas de una persona, que según su propio testimonio, ha tenido una vida más complicada que uno.

Como seres humanos nos enfocamos en los problemas que tenemos a la mano y si no los tenemos nos los inventamos. Debemos dejar de colocar la culpa de nuestros errores en otras personas y que otras personas se ofrezcan para corregir nuestros errores. Hay que tomar responsabilidad.

Y ser diferentes, hace énfasis en no tener miedo a ser diferentes. Muchas veces nos preocupamos lo que muchas personas vayan a pensar de nosotros pero la verdad es que si alguien se llega a fijar en nuestros errores, un desconocido, no pasará de un vistazo y luego seguirán con sus vidas. Todos tenemos nuestras propias vidas en que enfocarnos.