Galaxy in Flames

Autor : Ben Counter

Fecha de lectura : 2015-09-09

Opinión

Érase una vez un ser supremo soñó con la unificación galáctica bajo el control de la humanidad. Para lograrlo creó humanos modificados que podrían liderar e inspirar a sus legiones de supersoldados y llevar el mensaje a todas las tribus humanas perdidas entre las incontables estrellas. No resultó bien. Esto de la Gran Cruzada era más que hacer guerra, era lidiar con aliens, diferentes sub especies humanas y todo lo que conlleva de la administración de los lugares conquistados.

El carisma es un arma poderosa, el carisma modificado genéticamente puede provocar catástrofes. En esta última entrega de la primera trilogía que marca el inicio de la Herejía de Horus vemos que casi todas las líneas argumentales llegan a un final. Hay bastante acción, los personajes muestran sus verdaderos rostros y al pobre de Loken le toca menos tiempo de pantalla. En verdad logran establecer la mesa para los siguientes eventos en la Herejía.

Podemos ver a los traidores frustrados con el inicio de sus movimientos pero eso no les hace darse por vencidos mientras hacen planes dentro de planes. Además se observan las diferencias entre los Astartes de ese milenio que son seres educados en razonamientos lógicos comparados a los del futuro que son salvajes fanáticos y supersticiosos. Y en esto las semillas que dan inicio a la gran fe hacia el Emperador y el estancamiento de la sociedad.

Elemento común en esta entrega; traición.