FUTU.RE

Autor : Dmitry Glukhovsky

Fecha de lectura : 2016-10-12

Opinión

Aunque desde el principio se sabe que el protagonista (en ésta historia no hay héroes) tiene que destruir esta sociedad feliz e inmortal, sus inicios son lentos.

De alguna manera se ha inventado la cura contra la vejez, si, resulta que era una enfermedad que había que curar. Y luego resulta que el programa espacial es o un fracaso o no es de interés económico en perseguirlo. El mundo se llena más y más de gente que nunca envejece y los que si lo hacen también quieren formar parte de los predilectos, el mundo se divide en bloques y los conflictos siguen.

Dentro de la feliz Europa se instaura la Ley de la Elección; si alguien quiere tener hijo debe ser inyectado con un acelerador que le limita la vida a menos de 10 años para dejarle su espacio. Es esta la razón de las riñas que ya llevan muchos años entre el Partido de la Vida (oposición) y el Partido de la Inmortalidad (oficialista). Ah, y si no registrás el embarazo igual te inyectan pero se llevan a tu hijo a un internado donde le enseñan a hacer el mismo trabajo; buscar embarazos no registrados e inyectar.

Aquí viene nuestro héroe nacido de esa situación, un personaje de casi 30 años, se ve envuelto en un evento que parece no tener conexión con nada. Al igual que todas las personas felices de esa sociedad se les inculca el odio a los viejos y el odio a los niños. Se aprecia el estancamiento que tiene esta sociedad, es como si la humanidad decidiera congelarse en el estado que alcanzó y seguir viviendo sólo por vivir llenandose de anti depresivos.

Creo que al final todos sus personajes obtienen su merecido, algunos encuentran la redención y otros su condena. Bastante simple la historia pero fuertes varias de sus escenas; luego de ver como condenaban a muerte acelerada a millones de personas indefensas, incluídas niñas de 3 años me revolvió el estómago porque la verdad es que hay muchos líderes y regímenes que en su momento han dado la misma orden en la vida real, aunque las armas han sido otras.