Pi-hole para bloquear la publicidad abusiva

Todos los sitios Web necesitan de financiamiento para funcionar, eso es innegable. Los modos de financiamiento pueden ser; del propio bolsillo, donaciones y publicidad. Todos las formas legales de obtener el dinero son excelentes pero las que tienen que ver con la publicidad a veces son demasiado intrusivas/abusivas y es difícil discernir si es por obtener muchas más ganancias o es descuido del sitio Web.

Bloqueadores de publicidad hay varios, entre los principales está uBlock Origin y Adblock. La cuestión es que esto depende del navegador que se está utilizando y al menos en los teléfonos inteligentes es difícil de integrar estos bloqueadores.

Hay una genial pieza de software llamada Pi-hole que se describe como A black hole for Internet advertisements (Un agujero negro para anuncios de Internet), funciona ignorando las peticiones de los anuncios a nivel de DNS. A veces bloquea sitios que no reconoce pero casi todo el tiempo funciona muy bien.

Pensado en un inicio para correr en una placa Raspberry Pi ahora el software puede ser descargado para ambientes Linux que no funcionen sobre ARM. Es tan ridículamente sencillo instalarlo que sólo hay que hacer:

curl -sSL https://install.pi-hole.net | bash

Claro que también se puede revisar el código antes para el que sepa lo que está haciendo. Luego de instalarlo y configurarlo, se puede gestionar mediante la interfaz Web:

Pi-hole Dashboard 3

Esto quiere decir que, en tu trabajo o casa, ya que lo tengas funcionando asignas tus DNS a Pi-hole y le dices al servidor DHCP que utilice la IP del nuevo servidor de DNS (Pi-hole). Con esto ya todos los equipos que reciban su IP también se les asignará automáticamente el servidor y toda la publicidad (no importa el dispositivo) será bloqueada.

Una ventaja muy importante es que al bloquear la publicidad y dependiendo que tan grande sea tu red vas a comenzar a notar una disminución en el tráfico o en el consumo de datos celulares.

No estoy en contra de la publicidad, yo sé que cualquier sitio Web conlleva su costo de mantenimiento y operación, es simplemente un hecho de la vida. Pero la publicidad de algunos sitios te salta en la cara y te reduce el tamaño (en teléfonos) de la página que estás viendo, son malas experiencias.

Hay sitios que he visitado y me doy cuenta que la publicidad no la bloquea porque son anuncios puestos a mano de oferentes de la región del dueño del sitio Web o que pertenecen a la misma industria. Este tipo de anuncios es relevante y no es intrusivo, son buenas prácticas para el usuario, pero al big marketing esto no le importa.


Creado: 2017-09-11

Actualizado: 2017-09-11