La muerte de una vaca es dura

La otra vez enfermó una vaca de mi padre, una Jersey. Ya estaba grande la vaca, dio bastantes partos e incontable leche pero simplemente sufrió una complicación que no se pudo resolver. La única opción era sacrificarla y terminar con su sufrimiento. Mi padre no quiso hacerlo, me trasladó la responsabilidad y tampoco pude, se la di a otra persona. Es difícil hacerle eso a un animalito que ha aportado tanto.


Creado: 2016-09-28

Actualizado: 2016-09-28